Pasar al contenido principal

Salsa de Adobo Mexicana

La salsa de adobo mexicana es una marinada para todo uso hecha de chiles picantes secos, especias y vinagre. Esta salsa aporta gran sabor a una amplia variedad de platos.
Tazón mediano de salsa espesa de adobo rojo, servida con tacos.
Preparación: 15 minutos
Cocción: 25 minutos
Rinde: 2 ½ tazas

Ingredientes

2 tazas de agua muy caliente 
3 chilesancho, sin los tallos y las semillas 
4 chilesguajillo, sin los tallos y las semillas 
2 chilespasilla, sin los tallos y las semillas 
1 cucharada de aceite vegetal 
½ taza de cebolla picada 
4 dientes de ajo, picado 
½ cucharadita de comino 
½ cucharadita de orégano (pruebe orégano mexicano) 
½ cucharadita de sal y pimienta negra 
½ taza de vinagre (blanco o cidra de manzana) 
½ taza de agua

Preparación

  1. Lávese las manos con agua y jabón.
  2. En un sartén a fuego medio, rostice los chiles en seco durante 30 a 60 segundos por cada lado. Ponga los chiles en un tazón, cubra con agua caliente y deje que se remojen hasta que estén suaves, aproximadamente 15 minutos. 
  3. Mientras se remojan los chiles, caliente el aceite en un sartén a fuego medio. Saltee las cebollas hasta que se ablanden, aproximadamente de 3 a 4 minutos. Añada el ajo y cocine de 1 a 2 minutos. Añada el comino, el orégano, la sal y la pimienta negra. Apague el fuego.
  4. Vierta el vinagre y ½ taza de agua en una licuadora. Añada la mezcla de chiles blandos y cebolla. Licúe a alta velocidad hasta que la mezcla esté suave. Raspe los lados de la licuadora según sea necesario. Añada más agua, si lo desea, hasta obtener el espesor que desee.
  5. Transfiera la salsa a un recipiente y refrigere o congele hasta que la necesite.

Notas

  • Busque chiles picantes secos en la sección latina o internacional de la mayoría de las tiendas de comestibles o en un mercado latino.
  • Puede hacer esta salsa con diferentes chiles secos. El sabor y el picante general dependerán de los tipos de chiles utilizados. Los chiles California, Colorado, ancho y pasilla pueden ser igualmente picantes, aunque California y Colorado pueden ser menos picantes. Los chiles guajillos tienen un picante similar al de los chiles chipotles. El chile seco, el casabel, el chile de árbol y la cayena tienen un picante mucho más alto, así que sustitúyalos con cuidado. Consulte el Boletín Mensual de Héroe de Alimentos sobre los Chiles Picantes para obtener más información sobre el uso de chiles picantes secos. 
  • Utilícela para marinar o guisar una variedad de proteínas, como pollo, cerdo, res y tofu.
  • Añada para sazonar enchiladas, burritos, pasta, sopas, frijoles o granos.
  • Mezcle con crema agria o yogur natural para obtener una salsa para poner sobre tacos y quesadillas.
  • La mayoría de las salsas caseras se pueden refrigerar de forma segura hasta por 4 días. El vinagre en esta salsa puede conservarla en el refrigerador por más tiempo, pero observe atentamente si hay signos de deterioro antes de usarla. Si nota signos de moho, descoloración o un olor desagradable, desecha la salsa.
Was this page helpful to you?