Where Healthy Food Is Fun, Fast, Tasty and Fits Your Budget 

User login

You need to login to use this feature, or create an account if you don't yet have one. It's free and easy.

Create an Account

Preparación de comidas más fácil y rápida

Prepara una comida abundante.

Preparación de comidas más fácil y rápida

  1. Crear un menú semanal. Escoja un día de la semana para planificar las comidas de la próxima semana. Piense en cuáles días necesitará una comida que se pueda preparar rápidamente. Cuando les sea posible, escojan comidas que puedan prepararse con anticipación, tal vez en la noche o en la mañana antes de la comida. Asegúrese que usted podrá utilizar o congelar los sobrantes pronto.
  2. Revise el congelador. Vea cuáles son los ingredientes que tienes a la mano. Descongele alimentos  que estén congelados como las pechugas de pollo u otros sobrantes de una forma segura dentro del refrigerador, no en el mostrador de la cocina. A veces le llevara por lo menos un día para descongelarse. Póngale fechas en los paquetes y esto les ayudará a utilizar los que estén todavía de buena calidad. Haga clic aquí para más información sobre cómo mantener su  cocina bien abastecida.
  3. Cocinar arroz integral adicional. Ya que se tarda más tiempo cocinar el arroz integral que el blanco, cocine arroz adicional cuando usted tenga tiempo. Congele en cantidades que utilizaría en una comida y luego descongele y vuelva a calentar en el horno de microondas. Utilice empaques adecuados para el congelador y registre la fecha cuando se congeló para ayudarle a que los alimentos se mantengan en una buena calidad.
  4. Cocinar carne adicional. Cuando usted esté cocinando la carne molida, trate de hacer más cantidad para tener carne adicional para otros días y congélala para su uso posterior en tacos o salsa de espagueti.
  5. Hacer una comida grande. Cuando usted o un familiar tenga algún tiempo extra en la semana, cocine una comida grande que durará por lo menos dos días. Una carne asada, lasaña, chili o algo en la olla de cocimiento lento son buenas opciones. También se pueden congelar los sobrantes.
  6. Comenzar la preparación temprano. Tome unos minutos en la mañana para preparar verduras para la cena de la noche. Pique finamente las cebollas, pele y ralle las zanahorias, lave y parta en pedacitos con sus manos las hojas de la lechuga o pique finamente el ajo. O hierva la pasta para hacer una ensalada de pasta más tarde en la noche. Guarde la comida que preparo con anterioridad en el refrigerador. ¡Si la mitad de la receta ya está hecha será más probable que hagas una comida en casa después de un día ocupado!
  7. Involucrar a los niños. Asígnales tareas apropiadas para su edad y habilidad. Pídale que abran recipientes, laven verduras,  parta en pedacitos con sus manos las hojas de la lechuga, mezclen ensaladas, machaquen camote o midan los ingredientes. Siempre asegúrese que primero se laven las manos.
  8. Cocinar para muchas personas. Prepare el doble de los alimentos básicos al comienzo de la mañana, como los frijoles sin cocinar, arroz o pasta. Guarde estos alimentos cocidos en el refrigerador y así podrá utilizarlos como la base de varias comidas. También pueden preparar una ensalada extra grande y servirla con dos comidas en lugar de una. Asegúrese  de no agregar ningún aderezo a la porción que guarde para el día siguiente — manténgalo separado en otro recipiente.
  9. Haga que los sobrantes cuenten. Al planear su menú semanal, piense en cómo utilizará los sobrantes durante esa semana. O puede usted congelar sobrantes como albóndigas, sopa o salsa de espagueti para la próxima semana. Así estarán listas para otras comidas y  las vuelvas a calentar rápidamente.
  10. Que sea sencillo. Rebane un par de plátanos, agréguele moras azules (blueberries) congeladas y póngale encima una cucharada de yogur para una ensalada de fruta saludable y rápida. Sirva salsa de espagueti previamente cocida sobre tallarines integrales y cocine brócoli congelado como entremés. Caliente un puré de manzana con canela en un plato a prueba del microondas para un postre.
  11. Embolsar una comida rápida. Si se prepare almuerzos para usted mismo o sus niños, disminuye el tiempo de preparación. Embolse frutas enteras como las manzanas, naranjas o peras. Compre un frasco grande de yogur y distribúyalo en recipientes pequeños al comienzo de la semana. Rebane queso y carne para emparedados (sándwiches) un día cuando tenga tiempo libre para que estén listos para usarse. Corte varias zanahorias y prepare unos recipientes pequeños de aderezo ranchero bajo en grasa o crema de untar de garbanzos (hummus)  para mojar en el aderezo o la crema.
  12. Abastecerse de los alimentos básicos. Si tiene usted el espacio en su congelador o alacena, abastézcalos de los alimentos básicos cuando estén de oferta. Así tendrán más opciones de ingredientes para la preparación de sus comidas rápidas. Algunas ideas incluyen el atún enlatado, frijoles enlatados, frutas enlatadas en jugo 100% natural, salsa de tomate, salsas, sopa, brócoli congelado y pasta.
  13. Mantener una lista de comidas favoritas. Tenga una lista de algunas comidas fáciles y rápidas que le encantan a su familia. Asegúrese que tenga los ingredientes al alcance de sus manos.
  14. Algunas Ideas:

    • Quesadillas hechas con carne o verduras, una guarnición de frijoles refritos y zanahorias con aderezo ranchero bajo en grasa
    • Emparedados (Sándwiches) de queso a la plancha con una ensalada a un lado
    • Sopa de frijoles o chili enlatado con queso rallado encima.  Cocine su verdura congelada favorita y hornee algunos panecillos integrales congelados o de que usted tenga en el refrigerador como guarnición.
    • Sofría carne o tofu, y verduras para sirva con arroz integral o blanco.
    • Prepare en la cena alimentos del desayuno — huevos revueltos con jamón, queso, champiñones (hongos), tomates y rebanadas de fruta como postre.
Last updated: 03/08/13