Where Healthy Food Is Fun, Fast, Tasty and Fits Your Budget!

User login

You need to login to use this feature, or create an account if you don't yet have one. It's free and easy.

Create an Account

Como trabajar con niños quisquillosos

Haz tu comida divertida.

Como trabajar con niños quisquillosos

  • Haz tu comida divertida. Corta alimentos en formas divertidas y fáciles. Usa cortadores de galletas para hacer sandwiches y panqueques. Haz una caricatura con un plato de vegetales y frutas. Cuando le des brócoli a un niño, pretende que el brócoli es un árbol.
  • Involucra a los niños. Incluye a los niños al planificar comidas, al hacer las compras y al cocinar. Hasta los niños más quisquillosos son más propensos a probar una comida que ellos ayudaron a cocinar o que eligieron. Si ellos se sienten como si fueran dueños de la comida, estarán interesados ​​en su sabor.
  • Ensaya su respuesta. La manera en que usted comunica con un niño influencia su comportamiento de comer. Consulta estas ideas sobre cómo responder durante la comida para promover la alimentación saludable.  Pruebe "Tarjetas para comenzar a charlar a la hora de comer" para empezar conversaciones familiares.
  • Prueba el sistema de compañeros. Sienta al niño quisquilloso al lado de un amigo, hermano o hermana con buenos hábitos de comida. Esto es útil cuando le das un nuevo alimento.
  • Enfócate en lo positivo. Nota cada paso pequeño y positivo que el niño hace. Evita hacer comentarios negativos hacia él o llamarlo quisquilloso. Su niño cree lo que usted le dice.
  • No aceptes pedidos especiales. Evita convertirse en un cocinero rápido. Cuenta con que un quisquilloso coma lo mismo que el resto de la familia come. A la hora de la comida, siempre trata de servir al menos un alimento que todos vayan a comer. Incluye al menos una de las comidas favoritas de su hijo en la comida, aunque sea la misma cada vez.
  • Respeta sus reglas. Por ejemplo, si es importante para el niño el que ciertos alimentos no se toquen o el sacarle la corteza al pan, respeta sus reglas.
  • Prueba variaciones. Si a su niño no le gusta un alimento, trata de cocinarlo de manera diferente. Por ejemplo, puedes añadir nuevos ingredientes a platos favoritos como zanahoria rallada en albóndigas o puré de calabaza en panecillos.
  • Intenta con algo semejante. Si al niño le gusta un determinado alimento, prueba de intercambiarlo con un alimento similar. Por ejemplo, si le gusta el puré de calabaza, prueba de darle un alimento nuevo, como puré de batatas.
  • No exijas un plato vacío. Mide el hambre del niño. Cuando estás obligando a los niños a vaciar su plato, puede que estén comiendo demasiado.
  • Intenta una y otra vez. Cuando el niño dice "no," no siempre significa “no.” Sigue intentando darle nuevos alimentos y no te rindas. A veces lleva 10 veces o más para que un niño pequeño pruebe un bocado.
  • Repite comidas, tal como sea necesario. Ten paciencia si el niño quiere comer la misma comida una y otra vez. Esto se conoce como “manías alimenticias” y no suelen durar lo suficiente como para causar daño. Si la comida es sana, deja que el niño la coma a menudo hasta que la manía pase.
Last updated: 05/04/12