Where Healthy Food Is Fun, Fast, Tasty and Fits Your Budget!

User login

You need to login to use this feature, or create an account if you don't yet have one. It's free and easy.

Create an Account

Enfría con Rapidez

Enfría con Rapidez

Las temperaturas bajas en las neveras (refrigeradores) y congeladores frenan el crecimiento de gérmenes nocivos que pueden causar enfermedades. Una vez que la comida haya sido preparada, es importante que se enfríe lo más pronto posible. 

  1. Mantén una temperatura constante en la nevera entre 32 y 40 grados Fahrenheit. La temperatura del congelador debe ser 0 grados Fahrenheit o menos. Usa un termómetro apto para nevera / congelador para revisar estas temperaturas. Puedes comprar un termómetro como el que aparece en la foto de esta página por unos pocos dólares.
  2. Nunca dejes carne cruda, aves, huevos, alimentos cocinados, o vegetales frescas o frutas cortadas a reposar a temperatura ambiente más de 2-3 horas antes de ponerlos en la nevera o congelador. Refrigera los alimentos dentro de una hora si la comida está en un área donde la temperatura registra más de 90 grados.
  3. Si vienes de la tienda, refrigera / congela la carne, aves, huevos, y otros productos perecederos tan pronto como llegues a su casa.
  4. Los alimentos deben mantenerse a una temperatura adecuada durante la descongelación. Las siguientes son tres maneras seguras para descongelar alimentos:

    • en la nevera
    • en agua fría*
    • en el microondas usando el programa de descongelar*
  5. Siempre adoba los alimentos en la nevera.
  6. No dejes los alimentos cocidos o sobras a temperatura ambiental por más de 2-3 horas. Esto se aplica a alimentos como la carne, guisos, vegetales, huevos duros, y ensaladas de papa o pasta. Si alimentos cocidos permanecen a temperatura ambiental por más de 2-3 horas, tírelos. El recalentamiento no siempre hace que los alimentos sean sanos para comer.
  7. Divida cantidades grandes de sobras en recipientes poco profundos para que se enfríen más rápidamente en la nevera.
  8. Mantén fría la comida que llevas a la escuela o al trabajo empacando con un pequeño paquete de gel congelado o una caja de jugo congelado. Y si es posible, refrigera su almuerzo.
  9. Etiqueta los alimentos refrigerados (especialmente las sobras) con fechas. Úsalos pronto para mantener su calidad o congélalos (con embalaje congelador) si los vas a usar más adelante.

*Los alimentos descongelados en agua fría o en el microondas deben ser cocidos tan pronto como se deshielan.

 

Last updated: 03/26/12